En este momento estás viendo Artesanos de Tuchin
Artesanos de tuchin

Artesanos de Tuchin

La palabra Tuchín, sin lugar a dudas pertenece a la lengua extinta de los antiguos zenúes precolombinos que habitaron los valles y vegas bajas de los ríos Sinú y San Jorge. Los lugareños no tienen claro el origen de este nombre, algunos lo atribuyen al cacique «Tuchizunga» quien, según versiones populares, fue uno de los grandes defensores de los indígenas que pobló esta localidad. Sin embargo, las investigaciones histórica y antropológicas que se han realizado en este lugar, no dan cuenta de la existencia de dicho cacique. Las personas mayores de la comunidad, afirman que el poblado es relativamente joven, producto del desarrollo ocasionado por la carretera construida para unir a Santa Cruz de Lorica con Chinú, en el Gobierno del General Rojas Pinilla. Los más ancianos afirman que este nombre, antes de la formación del poblado, ya existía. Con él se conocía el arroyo que hoy atraviesa al poblado de oriente a occidente. Es de resaltar que estas personas no dan razón del significado de la palabra «Tuchín».

La tradición oral de estos pueblos Zenues, nos trae leyendas fantásticas al cual le da validez al origen de la palabra Tuchin y este fue trascendiendo de generación en generación hasta nuestros tiempos y posiblemente es la fuente mas cercana que tenemos de sus orígenes. Esta es la leyenda del origen de los pueblos Zenus:

Cuenta la tradición oral y milenaria de los descendientes directos del pueblo Zenú; que, al principio de los tiempos de los tiempos, todo era oscuridad, no se conocía la luz era la noche más larga no se concebían ninguna reproducción o desarrollo de los seres vivos. No había astros, ni plantas, ni animales;todo estaba absolutamente en silencio. Aun no había gente, dicen los viejos ZENUES, los únicos y primeros seres que cohabitaban en estas tierras eran los Dioses MEXIÓN Y MANEXCA. Mexión el indio hermoso como el sol y Manexca la mujer de un solo seno y la más bella de todas las mujeres.

Los dioses MEXIÓN Y MANEXCA fueron los creadores de la naturaleza de la raza humana, es decir, de los primeros hombres que vivieron en el Gran valle del rio Zenú. De esta pareja HOMBRES Y MUJER nacieron sus Tuchínzunga, Sajú, Panaguá, Colosiná, Pinchorroy, Momy, Tolú, Orica, Chimá, Mapurincé, Morroy, Sampuí, Chinchelejo, Mochá, Chalé y Colosó, siendo estos dos últimos hermanos inseparables y guerreros; además tío y padre del indio BACTAZÁ. Juntos con todos ellos llegaron los animales y los árboles; esto transcurrió durante mucho tiempo, para alcanzar la perfección de su obra maravillosa, pero este mundo seguía oscuro, sin luz solamente en las tinieblas permanecían MEXIÓN Y MANEXCA con sus hijos.

Según la memoria colectiva, las primeras familias pobladoras fueron: los Flores, los Mendoza, los Chantaca, los Suárez, los Bravo, los Ortiz, los Talaigua y los González; quienes construyeron ocho chozas típicas de palma amarga en el cruce donde la nueva carretera cortó el antiguo callejón que conducía al vecino poblado de Chimá, en este lugar se ubica hoy Tuchin,en donde se encuentra el mercado público, la principal zona comercial del Municipio de Tuchín. Para la época, esta población desarrollaba ciertas actividades comerciales consistentes en el intercambio de productos agrícolas y artesanales entre sus familias, y algunas se movilizaban a otras localidades como Chimá, Lorica, Sincelejo, San Andrés y Chinu a vender sus productos y adquirir los que necesitaban. Este pequeño poblado también ganó fama con sus médicos tradicionales o hierbateros, de quienes se decía, que a base de plantas combatían las más extrañas enfermedades. En la actualidad sigue teniendo vigencias la medicina tradicional, aunque ha tomado elementos de la medicina occidental y la Homeopatía.

Deja una respuesta